La Dislalia


Introducción.

El desarrollo de la comunicación es un proceso dinámico e interactivo, que involucra procesos internos e innatos y externos o ambientales. Dentro de estos procesos de comunicación encontramos el habla y el lenguaje. El habla de los niños alcanza su maduración aproximadamente a los 5 o 6 años, pero antes de esta edad se pueden producir alteraciones sobre los puntos de articulación produciéndose las llamadas Dislalias. Ahora bien los puntos de articulación se estabilizan como hábitos a través de la interacción entre bases neurofisiológicas y la base fónica del idioma que se va aprendiendo.