La familia, su rol en la terapia del afásico

Las enfermedades cerebrovasculares constituyen uno de los problemas desalud más importantes en los países desarrollados y en Cuba. Con una tendencia al aumento de la incidencia de los casos y de los que sobreviven al evento, el 50% o más tienen alguna secuela. Es el lenguaje el atributo que
distingue al ser humano. Una vez que se pierde causado por diferentes etiologías de origen neurológico se presenta una afasia. El paciente afásico presenta un cambio brusco en su vida personal, familiar, laboral y social. La familia ocupa un lugar protagónico en la evolución y rehabilitación del paciente. Se desencadenan en él, y en la familia, modificaciones que alteran su estabilidad. La familia desorientada comienza a hacerse una serie de preguntas desde el mismo comienzo de la enfermedad y durante su evolución.