Noticia: Sufrir un accidente cerebrovascular antes de los 50 años comporta un mayor riesgo de mortalidad precoz

13/05/2013

Los adultos que sufren un accidente cerebrovascular (ACV) antes de los 50 años son más propensos a fallecer en los 20 años siguientes en comparación con los que no lo han padecido. Aproximadamente el 10% de los ACV ocurren en pacientes menores de 50 años y la incidencia en ese grupo de edad ha aumentado en todo el mundo. 

La investigación incluyó a más de 1.600 adultos menores de 50 años que sufrieron un ataque isquémico transitorio, un ictus isquémico o un ictus hemorrágico entre enero de 1980 y noviembre de 2010. En el 2012 se evaluó la supervivencia de 959 de pacientes. En ese momento, 192 pacientes (20%) habían fallecido. Los investigadores hallaron que el riesgo acumulado de muerte durante los 20 años de seguimiento era del 24,9% (IC 95% = 16,0-33,7%) en los pacientes con ataque isquémico transitorio, del 26,8% (IC 95% = 21,9-31,8%) en los pacientes con ictus isquémico y del 13,7% (IC 95% = 3,6-23,9%) en los pacientes con ictus hemorrágico. Esas tasas de mortalidad son superiores a las de la población general, lo que sugiere que la enfermedad vascular subyacente que provocó el ACV a una edad relativamente temprana sitúa a esos pacientes en una situación de mayor riesgo de enfermedad vascular durante toda su vida. 

Rutten-Jacobs LC, Arntz RM, Maaijwee NA, Schoonderwaldt HC, Dorresteijn LD, Van Dijk EJ, et al.