Noticia: Una mayor intensidad de luz solar se correlaciona con una menor incidencia del trastorno por déficit de atención/hiperactividad

27/11/2013 

Una simple inspección visual de mapas en los que se muestran las tasas de incidencia del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) en cada lugar y las intensidades de la luz solar en una zona geográfica determinada revela una correlación entre la incidencia del TDAH y la intensidad de la luz solar en dicha zona. 

Un equipo neerlandés ha llevado a cabo una investigación sistemática en la que se ha recopilado y analizado la información contenida en diversas bases de datos de 49 estados norteamericanos y nueve países, y han hallado una relación clara entre la intensidad solar y la incidencia del TDAH. En las regiones con una alta intensidad de luz solar hay una incidencia baja de TDAH, lo que sugiere que una alta intensidad de luz solar podría ejercer un efecto 'protector'. Aun teniendo en cuenta los factores que se sabe que están asociados con el TDAH, se mantiene esa correlación con la intensidad de la luz solar. 

Muchos individuos con TDAH también experimentan dificultades para dormir y trastornos del sueño. De hecho, se ha demostrado que las terapias para ciertos trastornos del sueño y los tratamientos cronobiológicos encaminados a restablecer los ritmos circadianos normales, incluyendo terapia de exposición a la luz, mitigan los síntomas del TDAH. 

A fin de delimitar mejor esa aparente relación entre luz solar y TDAH, los autores también compararon intensidades de luz solar con numerosos diagnósticos de autismo y depresión mayor, y no hallaron relación en esos casos. 

Arns M, Van der Heijden KB, Arnold LE, Kenemans JL