Noticia: La exposición prenatal al alcohol altera el desarrollo de la función cerebral

08/09/2014 

Ingerir alcohol durante el embarazo podría cambiar la forma en la que se desarrollan las señales cerebrales durante la infancia y la adolescencia, provocando así una persistencia de los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF). 

Una reciente investigación indica la existencia de un posible mecanismo neural para los persistentes problemas de atención observados en individuos con TEAF. Estos trastornos abarcan una amplia variedad de síntomas relacionados con la exposición de alcohol en el útero (deterioro cognitivo, déficits de atención y anomalías en el sistema nervioso central). 

Los investigadores observaron a un grupo de 31 niños con TEAF durante más de dos años y a otro grupo de 30 niños que no padecían esa patología, de 7-14 años, que se sometieron a resonancias magnéticas funcionales para observar la activación del cerebro a través de tareas mentales como la atención visuoespacial y la memoria. 

Tras el estudio se demostró que existían diferencias significativas en el desarrollo de la activación cerebral a lo largo del tiempo entre los dos grupos analizados, a pesar de que no diferían en el modo de ejecutar las tareas. Los niños del grupo control mostraban un incremento de la intensidad de señal en aquellas áreas del cerebro en las cuales los niños con TEAF presentaban una disminución de la activación cerebral. 

Gautam P, Nuñez SC, Narr KL, Mattson SN, May PA, Adnams CM, et al.