Noticia: El trabajo en turnos a largo plazo influye negativamente sobre la capacidad cognitiva

09/12/2014 

Un estudio sugiere que el trabajo en turnos se asocia a largo plazo con un deterioro de la capacidad cognitiva, una asociación especialmente significativa para las exposiciones que duran más de diez años y, quizá lo más importante, el efecto parece persistir tras abandonar cualquier tipo de horario laboral por turnos. 

Los investigadores realizaron un estudio prospectivo con una cohorte de 3.232 trabajadores en activo y jubilados franceses. Evaluaron a los participantes del estudio en 1996, cuando tenían 32, 42, 52 y 62 años, y posteriormente en 2001 y 2006, es decir, a los cinco y diez años de seguimiento. Casi 1.500 trabajaban o habían trabajado en turnos rotatorios que cambiaban entre las mañanas, las tardes y las noches. 

 En general, los trabajadores en turnos obtuvieron unas puntuaciones más bajas en la memoria, el pensamiento y la velocidad de procesamiento que los que sólo habían trabajado en un horario estándar. Quienes habían realizado trabajo en turnos rotatorios durante diez o más años tenían unas puntuaciones incluso más bajas. 

Las diferencias no fueron drásticas, pero sí evidentes. Por ejemplo, en una prueba de rendimiento cognitivo global que medía el pensamiento, la memoria y la velocidad, los que nunca trabajaron en turnos obtuvieron 56 puntos sobre 100 puntos, mientras que quienes trabajaron en turnos rotatorios durante más de diez años obtuvieron alrededor de 52 puntos. 

 Según el estudio, los que realizan trabajo en turnos durante más de 10 años parecen tener el equivalente a 6,5 años adicionales de deterioro de la memoria y las capacidades de pensamiento relacionado con la edad. La recuperación de estas capacidades conllevaba al menos cinco años. 

Marquié JC, Tucker P, Folkard S, Gentil C, Ansiau D