Noticia:Las mascotas podrían mejorar levemente las habilidades sociales de los niños autistas

30/01/2015 

Tener una mascota en casa podría desempeñar cierto papel en el desarrollo de las habilidades sociales de algunos niños autistas, sugiere un estudio reciente. 

El estudio pretendía analizar si tener una mascota en la familia podía plantear una diferencia para los niños con autismo. Para hacerlo, se realizó una entrevista telefónica a 70 padres de niños diagnosticados con cualquier trastorno del espectro autista. Los padres respondieron a preguntas sobre la vinculación de su hijo con la mascota y las habilidades sociales del niño, como la comunicación, la responsabilidad, la asertividad, la empatía, la participación y el autocontrol. También se entrevistó a los niños, de 8-18 años, sobre su apego a las mascotas. Todos los niños tenían un cociente intelectual mínimo de 70. 

Se halló que, en total, había mascotas en 57 hogares. De esas familias, 47 tenían perros, y 36, gatos. Otras familias poseían peces, animales de granja, roedores, conejos, reptiles, un pájaro y una araña. El estudio no mostró diferencias significativas en las habilidades sociales generales o individuales entre los niños que tenían perros y los que no, pero tener un perro durante unos periodos más prolongados se vinculó de forma leve con unas habilidades sociales más potentes y con menos problemas de conducta tras considerar la edad del niño. En comparación con los 13 niños sin mascotas, los que tenían en casa cualquier animal mostraron ligeramente más asertividad, por ejemplo, la disposición a acercarse o responder a los demás. 

La investigación en el área de las mascotas para los niños autistas es muy reciente y limitada, pero quizá los animales ayudaron a funcionar como un tipo de puente de comunicación, dando a los niños autistas algo sobre lo que hablar con los demás. 

Carlisle GK

0 comentarios: