Noticia: Ansiedad o trastornos depresivos se heredarían de padres a hijos

07/10/2015 

Investigadores estadounidenses han analizado hasta qué punto puede heredarse la capacidad de sentirse deprimido o sentir ansiedad. La investigación muestra, en monos rhesus, cómo un circuito cerebral superactivo implicado en tres áreas del cerebro, heredado de generación en generación, puede sentar las bases para el desarrollo de la ansiedad y los trastornos depresivos. 

Mediante el estudio de 592 monos rhesus jóvenes de una gran familia de varias generaciones, los científicos encontraron que el 35% de la variación en las tendencias de ansiedad se explicaba por la historia familiar. Para entender qué regiones del cerebro son responsables de pasar la ansiedad de generación en generación, los autores midieron el comportamiento relacionado con la ansiedad con imágenes cerebrales funcionales y estructurales de alta resolución. Pusieron a los monos jóvenes en una situación ligeramente amenazante, como la que se encontraría un niño, exponiéndolos a un extraño que no mantenía contacto visual con ellos. 

Durante este encuentro, se utilizaron métodos de imagen de uso común en los seres humanos (tomografía por emisión de positrones) para identificar las regiones del cerebro en las que el aumento del metabolismo predijo el nivel de ansiedad de cada individuo. Examinando de cerca cómo las diferencias individuales en la función cerebral y del comportamiento relacionado con la ansiedad pasan a través del árbol de familia, los autores identificaron sistemas cerebrales responsables de la transmisión de padres a hijos del comportamiento relacionado con la ansiedad. 

Fox AS, Oler JA, Shackman AJ, Shelton SE, Raveendran M, McKay DR, et al.