Noticia: El TDAH podría enmascarar el autismo en los niños pequeños

20/10/2015 

Los síntomas que se atribuyen al trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) podrían disimular o enmascarar un trastorno del espectro autista (TEA) en los niños muy pequeños, lo que puede crear un retraso significativo en el diagnóstico del autismo. 

Para ver si un diagnóstico temprano de TDAH interferiría en la detección de un TEA, los investigadores observaron los datos de 1.496 niños con autismo recogidos de una encuesta nacional estadounidense de salud infantil de 2011-2012. En la encuesta, se preguntó a los padres si habían diagnosticado a su hijo un TDAH o un TEA, y se les pidió que indicaran la edad en la que recibieron el diagnóstico. A un 43% de padres les habían dicho que su hijo padecía ambos trastornos. 

Los investigadores descubrieron que más de dos de cada cinco niños a los que habían diagnosticado tanto un TDAH como un TEA habían recibido un diagnóstico inicial de TDAH. La mayoría de esos niños (81%) acabaron recibiendo el diagnóstico de autismo después de los 6 años de edad. De hecho, los niños a los que se diagnosticó primero el TDAH tenían casi 17 veces más probabilidades de que les diagnosticaran autismo después de los 6 años de edad en comparación con los niños diagnosticados únicamente de autismo. También tenían unas 30 veces más probabilidades de recibir un diagnóstico de TEA después de los 6 años que los niños a los cuales se diagnosticó TDAH y TEA a la vez, o inicialmente autismo y más tarde TDAH. 

Según los autores, estos resultados indican que los médicos quizá se estén precipitando al diagnosticar el TDAH a una edad demasiado temprana (3-4 años). En ese caso quizá debería pensarse en un trastorno del desarrollo que es más habitual para ese grupo de edad, como el autismo. 

Miodovnik A, Harstad E, Sideridis G, Huntington N