Noticia: La terapia en espejo permite recuperar la movilidad del brazo en pacientes que han sufrido un ictus grave

29/04/2016 

La terapia en espejo permite que todos los pacientes que han sufrido un ictus grave recuperen la movilidad en el brazo, según ha mostrado un estudio controlado aleatorizado. 

La muestra constaba de 31 pacientes que padecían un déficit motor grave del brazo a causa de un ictus sufrido hacía más de seis meses. Fueron divididos entre un grupo experimental (n = 15) y un grupo control (n = 16). Todos los pacientes fueron sometidos a 24 sesiones de rehabilitación, de 45 minutos cada una, que incluían terapia de espejo (grupo experimental) o movilización pasiva (grupo control), tres días a la semana. Los participantes fueron analizados con el Wolf Motor Function Test, el Fugl-Meyer Assessment y el Nottingham Sensory Assessment. 

Tras las 24 sesiones, todos los pacientes recuperaron cierto grado de movilidad del miembro superior y, característicamente, los que se sometieron a la terapia en espejo mejoraron la sensibilidad del brazo, en especial la sensación de tacto y presión. 

Mediante técnicas de neuroimagen se ha demostrado que la terapia en espejo es capaz de activar los circuitos motores cerebrales afectados después del ictus y, a medio plazo, mejora la fuerza perdida. Hasta la fecha no se había demostrado su eficacia en pacientes crónicos, más de seis meses después del ictus, con déficits graves. 

Colomer C, Noé E, Llorens R