Noticia: El sexo femenino sería más resistente al estrés oxidativo y a los procesos inflamatorios

25/07/2016 

Por primera vez se ha demostrado la existencia de una asociación entre el sexo del neonato y su capacidad para afrontar el estrés oxidativo y los procesos inflamatorios. Las niñas recién nacidas presentan una mayor defensa antioxidante y un menor daño oxidativo en las membranas celulares que los niños, además de unas mayores actividades enzimáticas antioxidantes, es decir, responden mejor al estrés. 

Los científicos trabajaron con una muestra formada por 56 mujeres sanas embarazadas, de las que 27 dieron a luz a niños y 29 a niñas. Tras el parto, los investigadores obtuvieron muestras de sangre de la vena y arteria del cordón umbilical y del neonato, que se procesaron adecuadamente para los análisis de estrés oxidativo y evaluación de la señalización inflamatoria. 

Los resultados obtenidos indicaron que las niñas se enfrentan mejor al estrés oxidativo y la inflamación, ya que poseen unos sistemas enzimáticos más maduros en el momento del nacimiento, limitando el daño a las células y mejorando su metabolismo celular. Por ello, el sexo del neonato se postula como un factor que influye en el desarrollo de patologías futuras. 

Díaz-Castro J, Pulido-Morán M, Moreno-Fernández J, Kajarabille N, De Paco C, Garrido-Sánchez M, et al.