Noticia: Efecto de la estimulación táctil pasiva en la actividad cerebral de niños con déficit de atención


05/10/2016 

Los potenciales evocados N200 y P300 han demostrado ser una herramienta de gran utilidad en el seguimiento de niños con trastorno por déficit de atención (TDA), por lo que un estudio ha evaluado el procesamiento cerebral de la información mediante los componentes N200 y P300 en modalidad táctil en niños con TDA. 

Los investigadores registraron los componentes N200 y P300 de los potenciales evocados durante una tarea oddball de estimulación táctil en un grupo experimental de 17 niños con TDA al principio y al final de un entrenamiento mediante estimulación táctil diaria, en otro de 12 niños con TDA y en 21 niños control sin TDA que no recibieron estimulación táctil. Los tres grupos tenían edades comprendidas entre 7 y 11 años. 

Los resultados mostraban una disminución significativa de la latencia de las ondas N200 y P300 en el grupo experimental al final del estudio. Se encontraron diferencias significativas en la N200 en el grupo experimental en áreas temporales parietales y occipitales, mientras que, en la P300, las diferencias se localizaban en áreas poscentrales y parietales. 

Según los autores, la estimulación táctil de manera sistemática, ordenada y organizada en niños con TDA puede ser efectiva para la mejora de la latencia de los potenciales evocados N200 y P300, así como para una mayor plasticidad cerebral parietal, asociada a la atención perceptiva. 

Soria-Claros M, Serrano-Marugán I, Quintero J, Ortiz T