Noticia: Revisan el empleo de interfaces cerebro-máquina para la rehabilitación y para el control de prótesis


08/11/2016 

Una reciente investigación ha expuesto cómo las interfaces cerebro-máquina utilizan la actividad cerebral para controlar dispositivos externos, permitiendo así que los pacientes con discapacidad grave puedan interactuar con el entorno. 

El estudio explora diferentes técnicas invasivas y no invasivas para el control cerebro-máquina, fundamentalmente EEG, y más recientemente las de espectroscopio de infrarrojo cercano. Las interfaces asistidas cerebro-máquina están diseñadas para permitir que los pacientes paralizados puedan comunicarse o controlar dispositivos robóticos externos, como las prótesis, y en el caso de la rehabilitación, para facilitar la recuperación de la función neuronal. 

Los autores han considerado en primer lugar el uso de interfaces cerebro-máquina para la comunicación en pacientes que están paralizados, en particular aquellos con síndrome de cautiverio como resultado de esclerosis lateral amiotrófica. Debaten el uso de interfaces cerebro-máquina para la rehabilitación motora después de un ictus grave o lesión de la médula espinal, y describen los posibles mecanismos neurofisiológicos y de aprendizaje que subyacen a la eficacia clínica de los interfaces cerebro-máquina. 

Chaudhary U, Birbaumer N, Ramos-Murguialday A

0 comentarios: