Noticia:El trastorno por estrés postraumático en la niñez dejaría huella en las conexiones neurales


22/11/2016 

Un nuevo estudio ha concluido que el cerebro de los niños que han sufrido un trastorno por estrés postraumático (TEPT) presenta diferencias estructurales que no se observan en el cerebro de los niños típicos, por lo que los efectos nocivos asociados con este trauma infantil podrían conducir a cambios duraderos en la función cerebral. 

Los investigadores emplearon imágenes de resonancia magnética por tensor de difusión para comparar la estructura cerebral de 24 niños chinos con TEPT y 23 sujetos control. Todos habían experimentado el terremoto de 2008 en Sichuan. Ambos grupos de niños mostraron diferencias significativas en la red de conexiones neurales del cerebro. 

Según los autores, el grupo con TEPT tenía cambios sugerentes de una reducción en la eficiencia local (p = 0,0498) y global (p = 0,0274) de la red, debido a daños o desconexiones entre regiones vinculadas. La puntuación en la escala clínica autoadministrada de TEPT se correlacionaba negativamente con la eficiencia nodal del giro parietal superior izquierdo (r = –0,446; p = 0,043). 

Suo X, Lei D, Chen F, Wu M, Li L, Sun L, et al.

0 comentarios: